Invertaresa logra uno de los contratos más importantes del sector fotovoltaico

Las factorías de Isowat, en A Grela, y Medina del Campo se repartirán la producción de los paneles de dos ejes, que permiten aumentar en un 40% la producción de las plantas convencionales.

El grupo coruñés Invertaresa, con sede en el polígono de A Grela, acaba de adjudicarse uno de los contratos más importantes del sector fotovoltaico español para participar en la construcción de una planta solar fotovoltaica de 9 megavatios de potencia instalada que se construye actualmente en la localidad oscense de Sariñena y que con 6 hectáreas de superficie aspira a convertirse en una de las más grandes de España.

La empresa coruñesa se encargará de fabricar los 700 seguidores solares de dos ejes -los paneles que captan el sol en las plantas fotovoltaicas- que se elaborarán a medias entre una fábrica localizada en Medina del Campo y la factoría coruñesa.Invertaresa competía en este concurso contra otras dos compañías líderes en el sector, pese a lo cual fue elegida por los promotores de la planta Lasesa de Sariñena, actualmente en proceso de construcción.
El grupo Invertaresa fabrica los seguidores solares de dos ejes diseñados por la firma de ingeniería vasca Sener, líder en su sector, que tiene la patente del actuador de dos ejes, un dispositivo que permite aumentar en un 40% la producción de las plantas fotovoltaicas convencionales porque el seguidor (el panel) hace un seguimiento constante del sol, lo que aumenta la exposición a la radiación a lo largo del día y, consecuentemente, la producción eléctrica del sistema. Este tipo de seguidores se orientan al Este en cuanto cae la noche para aprovechar la energía del sol en cuanto amanece.

Dos factorías del grupo coruñés se encargan de fabricar estos dispositivos. Made fabrica la estructura del seguidor, con una superficie de 112 metros cuadrados y una capacidad de producción de 14 kilovatios por seguidor, mientras que la coruñesa Isowat se encargará de montar el sistema eléctrico de control. La vasca Sener crea el mecanismo de actuación de dos ejes, cuyo diseño tiene patentado.

Con este contrato y según explicaron fuentes de la compañía coruñesa, Invertaresa consolida su posición de liderazgo en el sector de las energías renovables. Desde su fundación, en 1940, Made-grupo Invertaresa se ha especializado en la fabricación de estructuras metálicas para los sectores eléctricos, de telecomunicaciones, ferroviario y, más recientemente, fotovoltaico y termosolar y exporta sus productos a más de 40 países.

El grupo coruñés ha fabricado las estructuras metálicas que soportan los proyectos fotovoltaicos y termosolares más importantes de España, como las diferentes fases de Andasol, Extresol, Manchasol, Puertollano y Valle.

Invertaresa es el nombre del grupo formado por las fábricas Made -con sede en Medina del Campo- Isowat, en A Grela, y el fabricante de estructuras prefabricadas de hormigón Aplihorsa, que tiene su domicilio social en Carballo. El grupo absorbió en 2002 Pinturas Meldorf y hoy cuenta con empresas de distintos sectores, como Talleres Reunidos (aplicación de pinturas industriales) Entrema (limpiezas forestales, de calles en líneas eléctricas y montaje de edificios prefabricados) Tarenor, Invereólica (promoción de energías renovables) e Inversolar (energía solar fotovoltaica).

Sener, la empresa proveedora de Invertaresa para este contrato, es uno de los mayores grupos de ingeniería de España. Fundado en Bilbao en 1956, factura al año 900 millones de euros, tiene una plantilla de 5.700 profesionales, oficinas en Madrid, Sevilla y Valencia y una decena de delegaciones en el extranjero, desde Abu Dhabi a San Francisco.
La Opinión A Coruña